fbpx
GranadaOn.com
Crónicas

[crónica] La hipnótica concepción de la danza de “Mille Batailles” en Teatro Alhambra (28/03/2017)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La hipnótica concepción de la danza de “Mille Batailles” en Teatro Alhambra

[crónica] La hipnótica concepción de la danza de “Mille Batailles” en Teatro Alhambra (28/03/2017)

La danza, a caballo entre el baile y el teatro, es una de las disciplinas más elocuentes en cuanto a su capacidad de contar, a través del movimiento de los artistas, una historia. Si a una coreografía que entra en lo experimental para potenciar la expresividad de los artistas, le ponemos de trasfondo una historia como inspirada en ‘El caballero inexistente de Italo Calvino’, obra en la que está inspirada “Mille Batailles”, nos encontramos ante un espectáculo donde conviven espacio y personajes para dar vida a una obra verdaderamente impactante.

Louise Lecavalier presenta su peculiar danza, intensa y frenética como “un personaje insólito, enigma de un cuerpo armadura que se defiende de los envites de la vida y la sociedad en un conflicto permanente”.

Un personaje que interactúa con la luz y el espacio, que se acota, se divide, se acentúa o se amplía gracias a un apartado luminotécnico que forma parte de la propia fuerza representativa y constituye un apoyo imprescindible para conseguir contar la historia.

La hipnótica concepción de la danza de “Mille Batailles” en Teatro Alhambra

Sobre un fondo de música afro-funk electrónico y de profundos riffs de guitarra, y, también, por la música house y techno, interpretada magistralmente en directo por Antoine Berthiaume, la bailarina desarrolla una acción, a veces cercana a la mímica por la propia expresividad de su rostro, que también parece intervenir en la danza.

La bailarina, Louise Lecavalier, hace suyo el ritmo y lo convierte en su propio pulso, sobre el que construye un monólogo de movimientos hipnóticos, frenéticos por momentos, dotados de plasticidad y una expresividad que interioriza desde el sonido para exteriorizar en el movimiento.

Acompañada por Robert Abubo, con quien comparte ese espacio que se fracciona y se acota, sin que ninguno de los personajes se mantenga dentro de los límites –imaginarios- dibujados sobre el espacio, la obra traspasa los límites el propio escenario en un espacio, como es el del Teatro Alhambra, con la versatilidad necesaria para acoger obras de todo tipo, pero especialmente adecuado para realzar éstas.

Crónica: María Villa

Fotos: Dossier fotográfico artistas

Artículos Relacionados

Send this to a friend

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar