fbpx
GranadaOn.com
Conciertos y Festivales

Ópera Escénica La Guerra de los Gigantes – Manuel de Falla (11,12/10/2017)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ópera Escénica La Guerra de los Gigantes Sebastián Durón - Manuel de Falla (11,12/10/2017)

Ópera Escénica La Guerra de los Gigantes Sebastián Durón – Manuel de Falla.

Ópera Escénica 

“LA GUERRA DE LOS GIGANTES”
Sebastián Durón (1660-1716)
Auditorio Manuel de Falla, 
11 octubre 2017 a las 20:30h
12 octubre 2017 a las 12:00h

Intérpretes:

RAQUEL ANDUEZA, Minerva
MARTA INFANTE, Palante
LAURA SABATEL, Júpiter
SOLOMIA ANTONIAK, Hércules

Violín I
Lorea Aranzasti

Violín II
Marina García

Violonchelo
Ignacio Perbech

Contrabajo
Javier Utrabo

Trompeta
Vicente Alcaide

Tiorba y Guitarra Barroca
Aníbal Soriano, Miguel Angel Muñoz

Percusiones
Luis Vives

Clave y Órgano
Dario Tamayo

Pilar Alva (La Fama), Teresa Schiaffino (El Tiempo), Lucía Marsella (La Inmorta-lidad), María Isabel Hernández (El Silencio), Luis David Barrios (Tenor)

ALEJANDRO GÓMEZ: Dirección Escénica, Iluminación y Dirección Au-diovisual
DARIO TAMAYO, Dirección Artística
DARIO MORENO, Clave y Dirección Musical

La transcripción y edición de la partitura ha sido efectuada por Raúl Angulo y Toni Pons, de la Asociación Ars Hispana, en base al ejemplar manuscrito de la obra conservado en la Biblioteca Nacional de España con la signatura M/2278.

En el presente proyecto, la Orquesta Barroca de Granada se aproxima a la ópera “La guerra de los gigantes” de Sebastián Durón (1660-1716), una obra tan fascinante como poco conocida, que se revela como uno de los grandes hitos escénico-musicales del siglo XVIII en España.

Su importancia e influencia es absolutamente decisiva en la historia de la música en nuestro país, pues supuso un fin de ciclo al constituir la última gran producción escénica genuinamente española.

De esta manera, la obra se estructura en una sucesión de tonadas y coplas, formas características de la música hispana de entonces, en lugar de articularse en recitativos y arias, como sucedía en la ópera italiana contemporánea —y, por influencia de esta, en prácticamente todo el panorama operístico europeo del momento—.

Pero La guerra de los gigantes supuso también un ejercicio de conciliación musical: a pesar de su fuerte característica española, la obra incluye algunos elementos franceses e italianos, los dos estilos nacionales predominantes en el escenario musical europeo de principios del siglo XVIII.

De esta manera, Sebastián Durón fue capaz de integrar en su ópera estas dos corrientes —entonces absolutamente irreconciliables por motivos no solo musicales, sino también políticos, sociales y culturales—, logrando reunificarlas y reconciliarlas casi diez años antes de que se iniciase en centro Europa el movimiento conocido como los “gustos reunidos”, que abogaba por la fusión de elementos italianos y franceses para crear un único estilo musical globalizado.

La guerra de los gigantes no es, sin embargo, una ópera difícil o de temática obsoleta. Su argumento gira en torno a la Gigantomáquia, el enfrentamiento que, según la mitología griega, se dio en el amanecer de los tiempos entre los gigantes, guiados por Palante, y los dioses, a las órdenes de Júpiter y comandados por Hércules.

Este argumento adquiere todo su significado si lo entendemos como una metáfora de la Europa convulsa de comienzos del siglo XVIII, sumida entonces, como hoy, en una profunda inestabilidad política.

Además, la gran heroína de la ópera es Minerva, la esposa de Júpiter, quien aparece como la verdadera artífice de la victoria de los dioses sobre los gigantes, lo que supone una reivindicación valiente y decidida del papel protagonista que debía desempeñar la mujer en la sociedad contemporánea.

La representación escenificada de La guerra de los gigantes a cargo del director escénico Alejandro Gómez Lopera junto a la Orquesta Barroca de Granada y un elenco de primeras figuras a nivel internacional bajo la dirección artística de Dario Tamayo y la dirección musical de Dario Moreno, supondría sin lugar a dudas, uno de los acontecimientos musicales más importantes del año.

La ejecución de la música con criterios interpretativos historicistas, que nos permiten acercarnos al mundo sonoro del atardecer barroco español, unida a una puesta en escena fresca e innovadora contribuyen a crear un producto de vanguardia que cautivará la atención del público.

Por otra parte, la absoluta actualidad de los temas tratados y los rasgos característicamente españoles que presenta esta obra (con influencias directas del flamenco) garantizan el éxito de una producción que pone en valor uno de los tesoros de nuestro patrimonio musical, conmemorando además el tricentenario de la muerte de su autor, Sebastián Durón, considerado uno de los creadores más brillantes que ha dado nuestro país.

Artículos Relacionados

Send this to a friend

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar